Salud

Lo que consumimos y la forma en que lo hacemos es una de las mayores influencias sobre nuestra salud.

Este consumo, de forma general, puede ser:

  • Lo que usamos
  • Lo que ingerimos

Lo que usamos

Sobre todo los productos de limpieza e higiene, que debido a sus componentes químicos pueden tener un fuerte efecto adverso.

En este enlace podemos ver un análisis de la Agencia Europea del Medio Ambiente en el que se afirma que estos efectos pueden ser cáncer o también problemas de fertilidad.

Desde nuestras comunidades fomentamos el consumo de productos que no tienen este tipo de efectos.

Lo que ingerimos

Los efectos adversos pueden venir, en este caso, tanto de contaminantes presentes en los alimentos como de la carencia de nutrientes en los mismos.

Estudios realizados por la farmaceútica Geigy y el Laboratorio Sanatorio Oberthal de Karlsruhe concluyeron que gran parte de los alimentos frescos que tomamos habían perdido gran parte de los nutrientes que nos aportan su consumo.

Entre los motivos por los que ocurre esto destacan: Pesticidas, fertilización excesiva, transporte de larga distancia, cosecha temprana, irradiación, manipulación genética, fumigación, procesamiento, etc.

Lo ideal es poder consumir productos frescos, recientemente cosechados y en variedad suficiente, pero los estilos de vida modernos lo ponen muy difícil.

Así, una opción es consumir suplementos que nos garanticen la ingesta diaria que precisamos de nutrientes.

Comentarios cerrados.