Supera la procrastinación

De un modo u otro, todos caemos en la propensión a retrasar tareas. Las investigaciones demuestran que más de un 24% de las personas se reconocen como procrastinadores crónicos.

Retrasar tareas puede convertirse en un hábito de vida pernicioso que nos impide sacar adelante proyectos en plazo o preparar un examen adecuadamente. Pero también nos afecta en situaciones cotidianas, como pagar facturas a tiempo o poner en orden nuestro escritorio.

Las causas pueden ser muchas. Entre ellas el miedo al fracaso, tendemos a eludir esas responsabilidades que nos provocan sensación de angustia, el perfeccionismo, dejar tareas para un momento más apropiado por querer que salgan de cierta manera, la falta de autocontrol, la tendencia a ver los proyectos en su conjunto en vez de dividirlos en partes, tener la sensación de que la vida se te va en tareas aparentemente insignificantes, no saber diferenciar entre importante y urgente o la incapacidad de calcular el tiempo que nos va a llevar hacer esa tarea. Son los motivos más comunes.

Según la psicología, empezar una tarea hace que la mente experimente una especie de ansiedad psíquica. Una vez terminada la actividad, la mente siente una sensación de alivio y elimina esa tarea del pensamiento. Si, por alguna razón, interrumpimos la actividad y queda incompleta, la mente se queda inquieta como si estuviéramos enganchados a esa tarea y nos molesta de forma reiterada hasta terminar lo iniciado.

Las investigaciones demuestran que la regla de «sólo unos minutos» es muy eficaz para vencer la procrastinación y puede ayudar a terminar tareas fastidiosas. Según el estudio de Zeigarnik esos pocos minutos de actividad inicial crean ansiedad en el cerebro, que se niega a descansar hasta que el trabajo esté finalizado.

Espero que te sea de ayuda. Si te sientes identificado cuéntanos tus experiencias.

 

Nieves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.