Feliz día de la mujer trabajadora

La inserción de la mujer en el ámbito laboral cambió la sociedad y provocó un cambio sustancial en la vida familiar.

Tener una remuneración favoreció la independencia y nos dio la oportunidad de desarrollarnos personal y profesionalmente. Pero como contraprestación se perdió calidad de vida y se tuvo que renunciar al disfrute de la crianza y convivencia con los hijos.

No cabe duda que fue fundamental el apoyo de los hombres que se vieron en la necesidad de compartir roles. En muchos casos incluso tienen que recurrir a ayuda con el fin de compensar el hueco familiar de formas muy diversas, como por ejemplo con la ayuda de chicas de servicio y parientes como los abuelos y tíos, lo que en muchos casos todas estas dificultades llevan a muchas mujeres a renunciar a sus proyectos personales. Si además sumamos la falta de empleo y la precariedad podemos llegar a pensar que en muchos casos no compensa.

En un momento de cambio como el que vivimos se hace indispensable reinventarse para poder participar en el mercado laboral, y desarrollar una actitud resiliente para afrontar las adversidades y superarlas. Las nuevas tecnologías están cambiando la forma de trabajar y emprender, como los teléfonos móviles, ordenadores y la facilidad de acceso a internet, así como sistemas de emprendimiento que se han visto favorecidos por este escenario, lo que permiten a la mujer desarrollarse profesionalmente y conciliar su vida familiar.

Te animo a que te informes y te formes en las nuevas tendencias, que permiten que hoy, más que nunca sea nuestro momento, el momento de crecer y florecer. Date permiso.

 

Feliz día de la mujer trabajadora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.